El mundo enfermo

El coronavirus no ha cambiado las reglas del juego, lo que ha cambiado es el juego completo, y ahora toca reinventarse y adaptarse a ese nuevo juego de la economía. Esta pandemia ha llegado como un tsunami a la economía y este es el momento para que puedas surfear la ola o que te lleve por delante.

La pandemia del Covid-19 ha paralizado toda la economía y eso está afectando ya a millones de empresas en todo el Mundo, y todavía va a afectar a muchos millones más y si queremos que nuestra empresa sobreviva, en muchos casos vamos a tener que reinventarnos.

Tenemos que adaptarnos a la nueva realidad existente, tanto social, como económica  y cultural. Y para adaptarnos a esta nueva realidad, debemos buscar cómo adaptarnos a las nuevas necesidades de mis clientes, ver qué debería cambiar para poder llegar a nuevos mercados.

Como ya he dicho en otros artículos anteriores, las crisis son oportunidades que hay que aprovechar para identificar las nuevas necesidades que surgen en estos momentos.

Estamos viendo cómo en estos momentos están creciendo empresas que se dedican a servicios remotos como educación, herramientas de teletrabajo, telecomunicaciones, videoconferencia, e-commerce, entre otras cosas, mientras que las empresas de la economía tradicional están sufriendo y muchas van a terminar cerrando por no poder aguantar la crisis.

Toda esta situación va a hacer también que muchas de las empresas que hasta ahora eran sujetas a crédito por parte de los bancos, vean incrementado su nivel de riesgo y no puedan acceder a créditos baratos para poder seguir con el flujo productivo.

También en la actualidad hay muchos pequeños negocios que actualmente están cerrados y no pueden tener ingresos.

En México, el Gobierno, está dando a los pequeños empresarios un crédito “de palabra” de 25,000 pesos, al cambio unos 1,000 Euros a un interés preferencial. El otro día me comentó un amigo que a él se lo iban a dar, y que lo iba a utilizar para la compra de material para cuando saliéramos del confinamiento.

Lo que hay que hacer en cualquier momento y todavía más en un periodo de crisis, auditar el funcionamiento de la empresa.

Cuál es mi oferta de valor, está actualmente en el mercado, ¿me va a permitir seguir trabajando el distanciamiento social que impone la pandemia, y que va a continuar cuando termine? ¿Están mis productos y servicios adaptados a las necesidades del mercado? ¿Puedo aprovechar el momento para obtener mejores condiciones de mis proveedores y mejorar mi oferta? 

Nos tenemos que parar, y hacernos todas estar preguntas para poder redirigir nuestra empresa, hacer un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) que te permita identificar dónde estás y cómo reposicionarte en el mercado.

En estos momentos es importante identificar cómo llegar a nuestros clientes actuales y o posibles, si tenemos nuestro negocio o nuestro local cerrado por temas de la pandemia, utilicemos este momento de crisis para abrir nuestra tienda o nuestra sucursal online, si tenemos el crédito de 25,000 pesos, usémoslo, en vez de para aumentar nuestro inmovilizado con nuevo material que se va a pudrir en los almacenes y que puede que al terminar la pandemia ya no se a lo que quieren nuestros clientes, para abrir nuestro negocio al mundo digital y ampliar así nuestro alcance y mantener nuestro negocio abierto y funcionando 7×24.

Tenemos que identificar cómo podemos ajustar nuestra oferta a la nueva realidad, habrá que revisar si el distanciamiento social modifica la forma en la que estábamos funcionando hasta este momento, crear si no tienes ya, o si la tienes mejorar, tanto la venta, como todo el servicio de asistencia en línea que te permita no sólo mantener, sino incrementar tus ventas.

Nosotros hemos desarrollado múltiples sitios de e-commerce para nuestros clientes. En algunos casos, nos han comentado, que las ventas en estos momentos se han incrementado al vender artículos de primera necesidad, o simplemente por tener la tienda en línea y poder llegar a más clientes fuera de sus vecinos o las personas que pasan por la puerta de su local. 

A otros les hemos ayudado a como decía nuestro artículo anterior del Blog a aunar la eficiencia con la eficacia, de forma que puedan salir fortalecidos al final de esta pandemia.

En estos momentos es importante identificar cómo han cambiado los hábitos de los consumidores, probablemente durante un tiempo, mientras se vuelva a estabilizar la economía, no se realizarán gastos grandes de inversión, como la compra de vehículos nuevos, o la renovación de electrodomésticos por ejemplo, pero sin embargo, es probable que al mantener más tiempo los coches, o los electrodomésticos se incrementen los servicios de reparación. Por eso es importante identificar cuáles van a ser los nuevos hábitos de consumo que van a existir ahora.

Una vez aplicados todos estos cambios, es importante darlos a conocer primero a tus empleados, y posteriormente a tus proveedores y clientes. Esto por un lado va a evitar que se genere pánico y rumores entre tus empleados. Por otro va a dar tranquilidad a tus clientes y proveedores al ver que estás tomando acciones para superar el momento.

 

Desde BLMovil, queremos apoyar a las empresas que quieran reinventar su modelo de negocios, >>entra en esta página<< para ver cómo te podemos apoyar.​

Compartir el artículo: